Conéctate
Ir Arriba

¿Cómo mantenerse motivado para seguir haciendo ejercicio?

Banners-GALT2-01

Uno de los mayores problemas que la gente tiene con el ejercicio es la motivación. Justo cuando piensan estar listos para dejar la vida sedentaria, se les va la motivación y se aburren del ejercicio. El ejercicio no es algo que muestre resultados inmediatamente, por lo que muchas personas lo abandonan al no notar progresos.

Hay muchos motivos por los que las personas pierden su motivación, pero mejor hay que enfocarnos en como la recuperamos. Una manera fantástica de hacerlo es establecer metas. No hay nada más motivador que lograr metas. Es importante comenzar con objetivos simples y poco a poco ir avanzando con mayores desafíos. También es importante recordar que las metas deben ser realistas y alcanzables, ya que es fácil sentirse frustrado y darse por vencido si las metas son muy ambiciosas.

Otro buen consejo para mantenerse positivo respecto al ejercicio es hacerlo divertido. Buscar los deportes o actividades que uno disfruta siempre hará la rutina más fácil. Probar muchas cosas antes de elegir una siempre es buena idea, ya que muchas veces uno decide que el ejerció no es para él, cuando en realidad lo que no le gustaba era la actividad que estaba realizando. También el invitar a tus amigos, familiares u otras personas, pues pueden logar mantenerse constantes en el ejercicio el uno al otro.

Al igual, ser constante es necesario para mantenerse motivado, de lo contrario es fácil abandonar el ejercicio. Es difícil encontrar un tiempo para hacer ejercicio, pero siempre hay maneras de hacerlo, por ejemplo; tomar las escaleras en lugar del elevador.

Algo que ha ayudado a muchas personas es llevar record escrito de sus avances, ya que siempre es emotivo ver la mejoría. ¿Bajaste de peso? ¿Aumentaste tu energía? ¿Dormiste mejor? ¡Escríbelo! El ver los beneficios del ejercicio regular en un papel puede ayudar a mantenerte motivado. También puede ayudar mantener un diario de ejercicios. Escribe lo que hiciste durante cada rutina, el tiempo que le dedicaste y cómo te sentiste después. Grabar tus esfuerzos puede ayudarte a trabajar en tus metas y recordarte que estas haciendo progresos.

Tendemos mucho a castigarnos por saltarnos una sesión de ejercicio o por no haberle echado las ganas que creemos ser suficientes y nos olvidamos de premiarnos y ser flexibles. Flexible en el sentido de que si estas demasiado ocupado, o simplemente no te sientes bien para hacerlos, tomate un día o dos. Se amable contigo mismo si necesitas de un descanso. También debes premiarte, después de cada sesión de ejercicios tómate unos minutos para disfrutar los buenos sentimientos que el ejercicio te da. Este tipo de recompensa interna puede ayudarte a hacer un compromiso a largo plazo para el ejercicio regular. Las recompensas externas pueden ayudar también. Al alcanzar un objetivo, regálate un nuevo par de zapatos para caminar o un cd de canciones para disfrutar mientras haces ejercicio.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Daniela Gomez