Conéctate
Ir Arriba

El agua en la dieta, tu mejor aliada.

el-agua-en-tu-dietaLa mayor parte del tiempo nos la pasamos buscando dietas para bajar de peso, reducir grasa, desintoxicar, entre muchas otras; sin darle importancia a la cantidad de agua que estamos ingiriendo. Ya que al estar conformado nuestro cuerpo en su mayoría de agua, de ahí podemos partir para reconocer su importancia en nuestra dieta.

El agua cumple un sinfín de funciones importantes como, el transporte de nutrientes, eliminación de toxinas (mediante la orina y el sudor), suprime el apetito de forma natural (ya que muchas veces se confunde la sed por hambre), ayuda al cuerpo a metabolizar micro y macronutrimentos, entre ellos las grasas, facilita el proceso de digestión previniendo el estreñimiento y además promueve la eliminación rápida de radicales libres y otros compuestos cancerígenos. Por lo tanto, sin la cantidad suficiente de agua, los procesos  en tu cuerpo se vuelven cada vez más lentos, disminuyendo el metabolismo; por lo que si tu objetivo es la disminución de peso, te costará el doble de esfuerzo. Inclusive hay estudios que demuestran que hay un gran número de deportistas de alto rendimiento que inician la competencia con cierto grado de deshidratación sin notarlo, pero sí afectando sus resultados.

Muchas de las personas que llegan a consulta consumen en promedio 1 a 2 vasos de 350 ml de agua natural al día, y el resto es complementado con jugos procesados y refrescos, y en algunos casos aguas de frutas, que del mismo modo contienen azúcares simples que se traducen en consumo de calorías (energía).

La realidad es que hagas lo que hagas, la única manera de mantener nuestro peso ideal es lograr el equilibrio entre la Energía Consumida (calorías) y la Energía Gastada (actividad física), ignorando muchas veces que las bebidas también nos están aportando calorías.

No por nada Monterrey se encuentra en el 1er lugar a nivel mundial en el consumo de refrescos y de obesidad infantil, según La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalaron que en México se consumen 163 litros de refresco por persona al año, que es 45 litros más que el consumo de un ciudadano en Estados Unidos.

Por lo tanto, es importante inculcarnos a nosotros mismos y  como padres a nuestros hijos el consumo habitual de agua natural como aliado en la lucha contra la obesidad.  Además de promover la salud óptima, recordando que cuando tienes sed ya tienes hasta un 2% de deshidratación, así que mantente siempre bien hidratado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Escritores