Conéctate
Ir Arriba

El mundo necesita pensamientos infantiles

teaser_smilingKid_1

El mundo necesita pensamientos infantiles

¿Qué es lo que se te viene en mente cuando te llaman “infantil”? Probablemente cometiste algún acto irracional, fuiste irresponsable o no pensaste antes de actuar. ¿Y por qué estos actos son considerados infantiles? ¿Qué acaso los adultos no cometen imprudencias o actúan de manera irracional? ¡Todo el tiempo!

Vivimos en un mundo en el cual el adulto es el ejemplo del niño, todo lo que el adulto dicte que se debe de hacer se hará. Y es verdad que esto se debe a que el adulto posee ciertas habilidades que el niño aún esta por aprender, pero esto no significa que el niño no tenga nada que enseñarle al adulto. Más que cometer actos irresponsables, el pensamiento infantil es un pensamiento que le podría dejar mucha enseñanza a cualquier persona.

Este pensamiento se caracteriza por ser libre. Los niños al pensar no tienen límites, las fronteras de su imaginación son mucho más amplias que las nuestras. Ellos tienen un pensamiento puro, que aún no esta afectado por lo que dicta la sociedad, los estereotipos, los medios de comunicación o el ambiente que nos rodea.

Por naturaleza, los niños tienen un cerebro que los hace capaces de aprender rápidamente sobre cosas que encuentran interesantes en el ambiente, sus cerebros son flexibles, por lo tanto tienden a cambiar frecuentemente su perspectiva ante nuevas experiencias. Conforme crece, la persona pierde esa frescura mental, esa curiosidad por aprender cosas nuevas.  El adulto tiende a enfocarse poco a poco en las cosas que le interesan y considera relevantes; las creencias y principios se concretizan y se comienza a ver lo desconocido como algo equivocado o irrelevante.

Sin embargo, el ser humano aún en edad adulta requiere de ese pensamiento infantil. Los niños sueñan sobre perfección, ellos aún tienen la capacidad de construir un mundo utópico en su mente y es por eso que se dotan de múltiples ideas día a día. Es necesario convertir a la educación en una práctica reciproca y comenzar a soñar nuevamente con la perfección, abrir un poco más nuestros horizontes y no tener miedo de conocer y aprender como los niños.

Solo restaría preguntarnos: ¿Por qué no ser infantil de vez en cuando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Maria Quezada

  • La paradoja del phubbing

      Mientras te comunicas podrías estar interrumpiendo la comunicación. ¿Alguna vez has caminado en tu casa con el celular en la...

    Fernando Tamez3 mayo, 2014
  • Los hijos: ¿Cómo identificar y hacer crecer su talento?

    “Dame una docena de niños sanos y bien formados y mi propio mundo específico para criarlos y les garantizo que elegiré...

    Fernando Tamez30 marzo, 2014
  • El efecto pigmalión

    El Efecto Pigmalión ¡Atrévete a creer en tu alumno! En el área educativa, existen diversas maneras de educar a un niño;...

    Fernando Tamez20 marzo, 2014
  • 5 Formas para ser más positivo

    Pensar positivo no es una habilidad con la cual se nace, es más bien un hábito que se debe de desarrollar....

    Fernando Tamez15 marzo, 2014
  • Educa a tus hijos a ser individuos racionales

    Niños racionales, adultos ejemplares. Durante muchos años, la educación ha sido encaminada hacia una formación rígida, en la que gobierna el...

    Fernando Tamez3 marzo, 2014