Conéctate
Ir Arriba

Las 5 lecciones de vida que me enseño el fútbol

“Si crees que ganar cada partido es todo, ¿quién eres sin la pelota?”

las-5-lecciones-de-vida-que-me-enseño-el-futbol

El fútbol no solamente se trata de jugar con la pelota y meter gol, va más allá de simplemente quien mete más goles. El fútbol es un deporte en conjunto donde once jugadores se complementan física y mentalmente dentro de la cancha y otros más fuera (incluyendo el entrenador) para formar un trabajo de uno para todos y así poder dar su mejor desempeño en cada partido.

En lo personal el fútbol me ha dejado muy marcado cinco lecciones de vida:

Trabajo en equipo: el trabajo en equipo va más allá de participar con otros jugadores, el trabajo en equipo significa entenderse y aprender a jugar con tus compañeros tanto dentro como fuera de la cancha. Un equipo no solamente se desenvuelve dentro de la cancha sino afuera también es muy importante que se mantengan unidos y apoyándose entre todos.

Respeto: un equipo donde no se respetan entre ellos mismos, les aseguro siempre van a terminar mal y el desempeño no va a ser el esperado. Hay once jugadores participando en la cancha y otros más afuera apoyándolos, si no se emplea ese respeto tanto en los de afuera como en los de adentro, el equipo no podrá funcionar como tal.

Dedicación: “Practice makes perfect” definitivamente aplicado al fútbol y a la vida real. Puedes tener mucho talento pero si no eres constante y no practicas lo suficiente, ese talento se irá desvaneciendo a la par que otros sí practiquen y sean constantes para mejorar su forma de juego. Den lo mejor de sí mismos en cada entrenamiento, pues les aseguro que de esa manera, llegarán a su mejor nivel en la cancha y en la vida real.

Responsabilidad:  ser un deportista tiene sus responsabilidades. Todo jugador tiene una responsabilidad dentro del equipo y todas las posiciones son muy importantes, no se pueden comparar unas con otras. Un equipo es como un sistema de poleas, si una no funciona, las demás tampoco.

Generosidad: en un equipo no se puede ni se debe intentar jugar solo. Hay que saber compartir el balón con sus compañeros, claramente vemos a los mejores equipos del mundo jugando siempre unidos. La generosidad también es bastante importante afuera de la cancha, pues lo que define a un buen jugador se representa también en su vida diaria. La generosidad implica sencillez y apoyo en todo momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Escritores