Conéctate
Ir Arriba

Las abejas en extinción

Según el científico Albert Einstein el ser humano no podrá sobrevivir más de 4 años después de la extinción de las abejas. La sobrevivencia del ser humano va de la mano con la cadena alimenticia y en la actualidad muchas especies corren el peligro de extinguirse por razones como altos niveles de contaminación del agua y del aire, alteraciones en la temperatura del agua, entre otras. La abeja juega un importante rol en la producción de frutas y vegetales, son parte fundamental en la agricultura. En otras palabras, sin ellas no habría polinización. Una de las principales causas de la extinción de abejas son los pesticidas como el insecticida neonicotinoide, el cual ocasiona la muerte indirectamente de abejas en grandes cantidades. Por ejemplo, las abejas pueden llegar a perder su habilidad de producir néctar o en ocasiones pueden afectar su memoria que podría ser una causa importante de desnutrición. Las abejas dependen del polen para sobrevivir, sin embargo, la alta producción de cosechas como el elote y trigo han reducido la vegetación selvática como las flores. En la península de Yucatán, la especie de abeja nativa llamada melipónidos se encuentra en peligro de extinción con una reducción de 93% en los ultimo años. Mujeres de las comunidades mayas que habitan en la península han desarrollado proyectos para la conservación de las abejas sin aguijón, las meliponas, una de las tres tribus de los melipónidos. Esta especie de abeja se encarga de la polinización de un 98% de los árboles nativos además contribuyen a la producción de distintos productos como miel de abeja, champú de papaya, protector labial, etc. Estas abejas que no contienen veneno y tampoco pican contribuyen a la fuente de ingresos de las comunidades mayas además que representan un símbolo que enorgullece a su cultura conocida por los mayas como dama real en maya “Xunan kab“. Hoy por hoy, necesitamos crear más programas con el objetivo de conservar, proteger y multiplicar esta especie que hace posible nuestra existencia. Otra de las soluciones podría ser implementar programas de educación en comunidades urbanas para orientarlos a convertirse en apicultores. Una de las especies por la que hemos dependido por miles de años está en peligro de extinción y debemos de tomar medidas preventivas ya que la amenaza se está incrementando y las colonias se están colapsándose y desapareciendo.  Recuerda, el cambio empieza en ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Escritores