Conéctate
Ir Arriba

Los 10 Enemigos de la Felicidad

5aFelicidad: lo que todos buscamos o decimos querer encontrar en la vida. Disfrutar, sonreír, cantar, bailar; éstas son unas de las herramientas para poder realizarnos en nuestra felicidad personal.

¿Pero cuáles son los enemigos de la felicidad?

A continuación, los 10 ejemplos más comunes:

1) No podré ser feliz

El primer enemigo es el simple hecho de que muchas veces pensamos que no podremos llegar a ser felices, simplemente vemos la felicidad lejana a nuestra vida. Al observar que los demás parecen ser felices, creemos que ellos ya saben el secreto a la felicidad y nosotros no.

– Todos somos capaces de ser felices, la oportunidad reside en nuestro interior. La felicidad está al alcance de quien quiera tomarla y es decisión de cada uno de nosotros.

2) Pensar de más

Siempre pensamos las cosas de más, no hay persona en este mundo que me pueda desmentir, pues es parte de nosotros, de las inseguridades que llevamos a todos lados. Desde que nos faltó por hacer tal día, que hicimos mal en otro, vivimos reprochando todo.

– La clave aquí es saber relajarse y dejar ir pensamientos que nos hacen daño. Así cómo podemos llenarnos de pensamientos que nos hieren, de igual manera, podemos llenarnos de pensamientos que nos llenen de vida.

3) Eterna soledad

Estar en soledad nos lleva a alejar la esperanza de poder ser felices, pues muchos pensamos que necesitamos de otra persona para ser felices. Creemos que, si en este momento estamos en soledad, toda nuestra vida seguirá siendo solitaria.

– Hay una gran diferencia entre estar solo/a y estar en soledad; aprender a estar solo sin estar en soledad es muy importante para acercarnos a la felicidad. Y recuerda que no necesitamos a otra persona para ser feliz, necesitamos a esa persona para compartir nuestra felicidad.

4) No me la merezco

¿Quién se merece la felicidad? ¡Todos!

Muchas veces creemos que no somos merecedores de la felicidad porque hemos hecho cosas malas o hemos sido injustos con la vida y consecuentemente, la vida nos será injusta.

– Todos los seres humanos merecen ser felices, la felicidad la podemos tener todos, es cuestión de querer descubrirla. El créete merecedor de ella, te lleva a un paso más cerca de ser feliz. 

5) Miedos (inseguridades)

Miedo a estar solos, a fracasar, a no ser bastante buenos para algo, a que no le gustes, a lo que dirán, a que un día todo cambie, a vivir… todos tenemos miedos y los tenemos por centenas dentro de nosotros. Miedos que reflejan nuestras inseguridades, que nos atan y nos asfixian.

– Sé más seguro/a de tí mismo. No tengas miedo a expresarte, y se tú mismo. . Canta, baila, sonríe, escribe, pinta, haz el ridículo, que importa, lo más valioso  es que puedas ser tú,  quien hace todo eso y que disfrutes de tu vida a tu manera.

6) Aceptación

Las modas, algunas sociedades y la socialite podrán no aceptar a ciertos individuos, eso es lo normal, pero lo que no debe ser normal es que ese individuo no se acepte a sí mismo. No nos aceptamos por ideas corruptas que tenemos sobre lo que somos y sobre quienes debemos de ser.

– Acéptate. Es decisión tuya. Quiérete, ámate y valórate, siéntete feliz portador/a de tu piel, tu cara, tu cuerpo y tus ideales. Acéptate y sé fiel a lo que piensas, crees y sientes.

7) Última parada

Mucha gente ve la felicidad cómo su meta, cómo su destino, cómo el lugar a donde tiene que llegar, cómo la última parada de su vida. Nos vivimos la vida tratando de hacer lo posible para mañana ser felices.

– La felicidad no es el destino, es el camino. Hay que aprender a ser felices en el vagón de tren que se llama vida y no esperar a llegar a la última parada para lograr ser felices. De nosotros depende como queremos pasar nuestro viaje llamado vida, si lo disfrutamos al máximo podremos valorar todo lo que nos rodea, que dejarlo al final puede ser demasiado tarde.

8) Pasado

Nos persigue y nos amenaza con sucesos por los que pasamos. Para unas personas es una carga, para otras una desgracia y para otras más un terror. Nos recuerda lo que somos y acudimos a él sin medir el daño que nos puede hacer.

– El pasado es parte de nosotros, de cada uno de nosotros y es gracias a él, que hoy somos lo que somos. No existen malos recuerdos, pues debemos a prender a aceptar cada fracaso y cada tropiezo como una enseñanza, como una manera de crecer como personas. El pasado es hermoso, pues nos ha enseñado todo lo que hoy hemos aprendido. Quédate con todo aquello que te ha hecho crecer, con todo aquello que te ha ocasionado una sonrisa y aprende de todo aquello que te ha hecho algún “mal”.

9) Personal

Nos tomamos las cosas muy personales. No toda la gente nos quiere hacer (o nos hace daño) y siempre pensamos que todos nos van a querer herir. Es normal pensar en ese tipo de cosas y cerrarnos al mundo.

No te tomes las cosas muy personal. Recuerda que muchas veces la gente tratará de herirte porque ellos se sienten mal al no ser felices y es su forma de reaccionar. Nunca dejes que nadie cambie tu forma de ser, y como dice Mohammad Zeyara:

“Si te respetan, respétalos. Si te faltan al respeto, respétalos. No dejes que las acciones de los demás disminuyan tus buenos actos, por que tú te representas a ti, no a lo demás”

10) Egoísmo

Alcanzamos la felicidad y queremos guardarla en una caja debajo de nuestra cama, tenemos felicidad de sobra, vemos como a los demás les hace falta y decidimos en no compartirles de nuestra felicidad. Nos escondemos en nosotros mismos y no dejamos que nadie nos toque, ni nos diga nada. No compartimos nada con nadie y tan egoístas llegamos a ser que a veces no compartimos esa felicidad con nosotros mismos.

 El escritor Christopher McCandless escribió que “la felicidad solamente es real cuando se comparte”. El mundo se ha equivocado una vez más, pues la felicidad no debería de ser una competencia por quien tiene más dinero o más bienes, si no debería ser una cooperación para que todos nos ayudemos los unos a los otros a ser felices. Comparte tu felicidad con cada persona que veas, da lo mejor de ti y siempre sonríe sin esperar una sonrisa a cambio, pues la verdadera felicidad está en los actos desinteresados para los demás. 

La felicidad es decisión de cada uno de nosotros, está al alcance de nuestras manos y estará ahí para las persona que se atrevan a tomarla y compartirla. Si eres feliz contigo mismo, lo serás con los demás. Una persona que no se ama, que tiene conflictos consigo mismo, que se odia, nunca será feliz, porque no tiene a la persona más importante de su vida, no se tiene a sí mismo. Tú eres tu enemigo más grande o tu amigo más confiable y leal. Tú eres tu felicidad, tú la llevas dentro, es cuestión de sentirla, compartirla y vivirla plenamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Jose Miguel Garza

  • ¡Apasiónate y vive tu vida al máximo!

    Cada vez hay menos gente que vive su vida al máximo y que da todo como persona para lograr sus metas....

    Fernando Tamez13 noviembre, 2013
  • El hubiera, Producto de Nuestra Indecisión.

    Hubiera ido, hubiera dicho, hubiera actuado, hubiera acabado, hubiera hecho, hubiera aprovechado, hubiera vivido… La vida está llena de decisiones, de...

    Fernando Tamez4 noviembre, 2013
  • Los Tiempos Perfectos

    El tiempo perfecto es el hoy, el ahora, el momento en el que decidamos comenzar a vivir. – Jose Miguel Garza....

    Fernando Tamez31 octubre, 2013