Conéctate
Ir Arriba

Los nuevos horizontes de la educación virtual

los-nuevos-horizontes-de-la-educacionDesde sus orígenes, los métodos de enseñanza educativa no habían cambiado tan radicalmente hasta la llegada del Internet. Durante los últimos siglos, el ambiente educativo tradicional ha prevalecido en todas las escuelas y universidades del mundo. El salón, el pizarrón, y los cuadernos de trabajo son las típicas herramientas necesarias para construir un ambiente educativo tradicional. El profesor llega al salón, y comienza a impartir la clase; explicando algún tema en particular e ilustrándolo con ejemplos en el pizarrón. No obstante, con la llegada de nuevas tecnologías, el sistema educativo tradicional se está quedando atrás y está abriendo paso a un sistema innovador en el cual sólo es necesario el acceso a Internet para aprender de las mejores universidades y de los mejores maestros.

El nuevo sistema de educación por Internet, también conocido como educación virtual, hace posible que cualquier estudiante pueda aprender desde cualquier lugar del mundo, y a cualquier hora. A diferencia del sistema educativo tradicional, en el que el alumno requiere estar en un salón de clase a cierta hora específica. Además, en el sistema tradicional un profesor imparte una clase a 50 o 100 estudiantes, pero ¿Por qué limitarse a tan poca cantidad de estudiantes? Con el Internet puede hacerle llegar sus clases a miles de estudiantes alrededor del mundo, práctica dentro de la educación virtual a la que se le conoce como Cursos en Línea Masivos y Abiertos (MOOC, por sus siglas en inglés). Este nuevo modelo de enseñanza virtual está contribuyendo a democratizar el acceso al conocimiento y reducir la brecha educativa entre sectores menos privilegiados que no pueden pagar una educación adecuada. Tiene como filosofía proporcionar conocimiento a un público más amplio. Además, la calidad del contenido de los MOOCs suele ser mucho mejor, dado que  no se apega al método educativo tradicional, el cual consiste en clases con poca interacción. En los MOOCs un estudiante puede tomar un curso en línea a su propio ritmo, y así decidir cuándo pausarlo o inclusive repetirlo cuantas veces quiera. Se lleva a cabo una educación mucho más personalizada. En general, la educación virtual mejora la asimilación de nuevos conceptos a través de ejercicios interactivos, evaluaciones rápidas en línea,  y de retroalimentación instantánea. Los mismos estudiantes de los cursos en línea se vuelven maestros, al responder a preguntas hechas por otros estudiantes en foros de discusión y chats.

Hoy en día, la educación en línea es una industria revolucionaria con un valor estimado de $34 billones de dólares, y ya existen muchas empresas y organizaciones que ofrecen cursos gratuitos por Internet. Algunas de las más populares son: Coursera, edX, Khan Academy, MIT OpenCourseWare, iTunesU y Udacity. Todas estas anteriores se pueden considerar como pioneras de la educación virtual. Aunque muchas de estas organizaciones no tienen fines lucrativos, otras operan bajo el modelo de negocio conocido como “fremium”. En este modelo de negocio se ofrecen gratuitamente los servicios básicos, pero se cobra por servicios más avanzados. En el caso de las plataformas de MOOCs, los servicios básicos son el contenido de los cursos como los videos de las clases y los ejercicios interactivos, y los servicios avanzados son las certificaciones o tutorías.

En el 2006, Salman Khan, profesor e ingeniero americano egresado del MIT y de Harvard, fundó Khan Academy, una organización educativa sin fines de lucro. Khan Academy distribuye gratuitamente videos educativos a través de una amigable plataforma en línea, con la ambiciosa misión de “proporcionar una educación de nivel mundial para cualquier persona, en cualquier lugar”.  Actualmente cuenta con más de 4,500 videos en distintas áreas como: matemáticas, biología, química, física, finanzas, computación e historia, los cuales se han reproducido más de 300 millones de veces. Khan Academy ya cuenta con el apoyo económico de Bill & Melinda Gates Foundation, y de Google. Además, en el 2013, Carlos Slim también decidió financiar el proyecto, particularmente la traducción de todo el contenido a español, para así llevarlo a Latinoamérica. Khan, bautizado como “el maestro del mundo”, tiene como meta convertir a su proyecto en una de las principales instituciones educativas del mundo, y es evidente que va por un excelente camino.

Otra de las plataformas MOOCs más populares ya mencionada anteriormente es edX, el cual es un proyecto educativo sin fines de lucro, fundado por MIT y Harvard, que actualmente cuenta con 1.6 millones de estudiantes aproximadamente. edX buscar complementar las clases presenciales y crear una comunidad en línea de estudiantes internacionales que puedan acceder a contenido educativo de alta calidad . Videos de clases impartidas por los mejores profesores del mundo, retroalimentación instantánea,  y certificaciones oficiales son sólo algunas de las ventajas de esta plataforma. Otra plataforma educativa muy reconocida es Coursera, una empresa de base tecnológica que ha hecho convenios con más de 60 universidades de todo el mundo para brindar educación abierta a escala masiva.  Con más de 5 millones de estudiantes registrados en sus más de 500 cursos distintos,  Coursera se ha posicionado como una de las principales MOOCs. Esta plataforma educativa fue fundada por dos maestros de ciencias computacionales de Stanford, Andrew Ng y Daphne Koller.

Aunque se estima que para el 2019, un 50% de todas las clases serán en línea, es difícil que la educación virtual vaya a remplazar a las universidades de alto prestigio,  ya que existen muchos aspectos de la experiencia de estudiar presencialmente en una institución educativa que no se pueden replicar en el mundo digital. Además de que todas las plataformas de educación virtual siguen con un gran reto: lograr que sus estudiantes completen sus cursos, ya que se estima que solamente entre un 7% y 9% de ellos los completan. Sin embargo, la educación virtual si está teniendo un enorme impacto en la manera en que se imparten los cursos presenciales. En un futuro no muy lejano, los estudiantes sólo acudirán al salón a trabajar en actividades y tareas con apoyo del maestro, porque las lecciones o clases las podrán ver en línea. En definitiva, el futuro de la educación ya es hoy… a cualquier hora y en cualquier lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Escritores