Conéctate
Ir Arriba

Nútrelos de buenos hábitos: la decisión mas sana

Happy family having roast chicken dinner at table

La infancia se caracteriza por ser una etapa en la que los niños son como “esponjitas“, es decir, absorben todo lo que ven a su alrededor ya sea bueno o malo. Por ello, es indispensable que los padres transmitan a sus hijos buenas prácticas alimenticias que los ayuden a contrarrestar problemas de salud en un futuro, puesto que la infancia es una etapa crucial en la adquisición de hábitos.

Aquí una lista de los 10 mejores hábitos que podrás aplicar en tu casa:

  1. Si queremos que nuestros hijos tengan hábitos saludables, necesitamos empezar con el ejemplo. Los hijos ven y aprenden de lo que padres hacen o no hacen.
  2. Promover una dieta equilibrada y variada que incluya una importante cantidad de frutas y verduras.
  3. Involucrar a los niños en la forma de preparación para que tengan mayor interés a la hora de comer.
  4. Enseñarle al niño los beneficios de los alimentos para incrementar su interés por ellos, un ejemplo de esto puede ser comer espinacas como Popeye.
  5. Tener la menor cantidad de azucares posibles en casa, compra cereales de avena de preferencia.  Preferir jugos y aguas de frutas naturales a jugos artificiales, evitar el uso de refrescos.
  6. Utilizar siempre cereales integrales en casa: pan de caja, arroz, pasta. De esta manera se acostumbran al sabor desde pequeños.
  7. Enséñalos a comer sentados en la mesa sin ninguna distracción para que de esta manera estén consientes de la cantidad que estén comiendo y sepan cuando estén satisfechos. Este hábito también promueve la convivencia familiar.
  8. Nunca saltarse el desayuno. Es importante desayunar todo los días, ya que esto ayuda a que los niños en clases estén más concentrados y mejoraren su desempeño académico.
  9. Establecer horarios de comida. Comer siempre en el mismo lugar y a la misma hora hace que nuestro cuerpo se adapte a estas señales y evita que estemos picando entre comidas
  1. Evitar preparar comida especial o separada para los niños.

 

Así que ya lo sabes, promover buenos hábitos alimenticios es la mejor herencia que podemos sembrar en nuestros hijos, ya que además de evitar problemas como: obesidad, deficiencias nutricionales, diabetes, problemas cardiovasculares, en otros; estaremos asegurándonos que reciban todos los nutrientes necesarios para su óptimo desarrollo tanto físico como intelectual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Escritores