Conéctate
Ir Arriba

Rutina para tener una mañana llena de energía

Desayuno

Probablemente para muchos el despertar y salirse de su cama es la actividad más difícil que realizan en el día. La falta de energía es un gran problema en la vida cotidiana, pero hay muchas maneras de empezar una mañana llena de energía.  Es muy sencillo y se puede resumir en tres elementos claves: una dieta adecuada, aprender a inducir el sueno, y saberse unos trucos para estimular el cuerpo.

Tú estás en control de la energía que le das a tu cuerpo cuando hablamos de los alimentos que consumes. El desayuno es la comida más importante del día en términos de energía, nunca te la saltes aunque no tengas hambre, pone a tu metabolismo en marcha y es probablemente la única comida en la que puedes tener excesos además te prepara para el resto del día. Si te preocupa tu peso, no evites el desayuno. Ten un desayuno completo, una comida pequeña y tal vez un bocadillo para la cena. Comer por la mañana es lo mejor para las personas que quieren perder peso, en lugar de comer por la noche.

Otros tips para incrementar la energía con alimentos es comer cada cuatro horas para prevenir las altas y bajas en los niveles de azúcar sanguíneos. Si comes tres comidas abundantes cada 5 a 6 horas puedes requerir más energía para digerirlas, ocasionando una elevación súbita seguido de una caída pronunciada. La idea es mantener tus niveles de azúcar estables durante el día. Come alimentos que te den energía para tu día. Escoge carbohidratos, de preferencia complejos, proteína y grasas saludables (omega-3, grasas monoinsaturadas, etc.). Estos alimentos te ayudarán a evitar el hambre una o dos horas después de comer. También evita el exceso de cafeína después del mediodía. Solamente porque un poco es bueno, no significa que mucho sea mejor. Entre 200 y 300 miligramos de cafeína debe ser tu límite superior, si tomas más vas a estar rebotando en las paredes por la noche y arrastrándote de la cama por la mañana.

La hidratación también es clave para nuestros niveles de energía. Mantente hidratado con agua durante el día. Los médicos y los científicos creen que el agua potable es un componente clave para estar sano y sentirse con más energía durante el día. Debes saber que el alcohol o la cafeína pueden causar deshidratación, por lo que probablemente necesites más agua para compensarlo. Si bebes alcohol o cafeína con regularidad, tenlo en cuenta.

Y para concluir consume más fibra y grasas saludables. La fibra libera energía a un ritmo lento y constante, a diferencia de los carbohidratos simples, por ejemplo, dando a tu cuerpo más energía para trabajar durante un tiempo más largo. Mientras que las grasas causan miedo a la gente y, a veces con razón, no todas las grasas son iguales. Las grasas omega-3 en particular y las grasas monoinsaturadas, pueden ser saludables e incluso ricas en energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Daniela Gomez