Conéctate
Ir Arriba

Turnitin, la herramienta más novedosa para combatir el fraude académico

turnitin

Turnitin, la herramienta más novedosa para combatir el fraude académico. Escrito por Juan Carlos Murillo.

Creado por cuatro estudiantes de posgrado de la Universidad de Berkeley, el software Turnitin se ha logrado posicionar como el líder mundial en prevención de plagio. Esta poderosa herramienta, nació en 1997 con el único propósito de facilitar la revisión de trabajos por compañeros para ser usado en clases de posgrado. Poco después evolucionó para dar pie a lo que sería su funcionalidad clave: la detección de contenido no original en trabajos escritos por estudiantes. Sin embargo, debido a su enorme éxito y a las crecientes necesidades de sus más de 15 mil clientes institucionales en 140 países distintos, Turnitin ha tenido que robustecer su catálogo de herramientas y ofrecer mayor variedad de servicios. Hoy en día, la suite de Turnitin integra todo un conjunto de valiosas funcionalidades para el aprendizaje estudiantil: comprobación de originalidad de trabajos, revisión de trabajos por compañeros, evaluación y calificación de trabajos en tiempo real y seguimiento del rendimiento de los estudiantes.

Lo que se podría considerar como el principal pilar del sistema de comprobación de originalidad “OriginalityCheck” de Turnitin, es su impresionante base de datos, que actualmente contiene más de 300 millones de documentos archivados, más de 110 millones artículos de libros y publicaciones académicas y, más de 50 mil millones de páginas web rastreadas. Los algoritmos de comparación del sistema de Turnitin, comparan los trabajos estudiantiles contra su gigantesca base de datos y, entregan un reporte de originalidad en el cual se muestra el porcentaje de similitud en el contenido, así como las áreas de texto similares o iguales. “OriginalityCheck” es posiblemente la funcionalidad más utilizada y atractiva de toda la suite. Sin embargo, la herramienta “PeerMark”, que facilita a los estudiantes revisar sus trabajos entre sí, también es muy atractiva ya que ayuda a desarrollar sus habilidades de pensamiento crítico y fomenta el ambiente de colaboración estudiantil. De la misma manera, el sistema de calificaciones en línea “GradeMark”, es muy útil para simplificar el proceso de corrección y ahorrar tiempo, además permite al maestro hacer un seguimiento del progreso de sus estudiantes y, aportar comentarios constructivos y personalizados sobre sus trabajos, para así ayudarlos a mejorar en su proceso de escritura y creación de contenido académico.

Una de las características más innovadoras y ventajosas de la suite Turnitin, es que no requiere de instalación ya que funciona desde cualquier navegador web o desde el iPad y, además, por su naturaleza digital, contribuye a un enorme ahorro de hojas de papel –en el último año se ahorraron más de 180 millones de hojas de papel gracias a Turnitin- que de otro modo se usarían para entregar trabajos y recibir retroalimentación y calificaciones.

Las nuevas generaciones de estudiantes cuentan con el gran beneficio de haber crecido con el Internet, lo que les ha permitido desarrollar con mayor facilidad la habilidad para buscar documentos en la Web. Si bien, aunque esta habilidad los puede ayudar a ser más agiles y efectivos a la hora de desarrollar trabajos estudiantiles, existen muchos estudiantes que se quieren pasar de listos y aprovechan la Web para conseguir recursos de los cuales puedan copiarse y, así, ahorrarse tiempo y esfuerzo en sus trabajos. Es ahí en donde Turnitin entra en juego y marca el alto y, no solamente logra prevenir una mala práctica, sino realmente ayudar a los estudiantes a mejorar la calidad de sus trabajos académicos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Juan Carlos Murillo